Operación Ke

Operación Ke
Teatro del Pacífico de la Segunda Guerra Mundial
I1Sub.jpg
La tripulación del PT boat PT 65 inspecciona los restos del submarino I-1, hundido el 29 de enero de 1943 en Kamimbo, Guadalcanal por los HMNZS Kiwi y Moa
Fecha 14 de enero - 7 de febrero de 1943
Lugar Guadalcanal, Islas Salomón
Coordenadas 9°13′01″S 159°40′12″E / -9.217, 159.67Coordenadas: 9°13′01″S 159°40′12″E / -9.217, 159.67
Resultado Los japoneses completan la evacuación exitosamente
Beligerantes
Fuerzas aliadas incluyendo:
Bandera de Estados Unidos Estados Unidos
Bandera de Australia Australia
Bandera de Nueva Zelanda Nueva Zelanda
Bandera de Japón Imperio del Japón
Comandantes
William Halsey, Jr
Aubrey Fitch
Alexander Patch
Nathan F. Twining
Francis P. Mulcahy
J. Lawton Collins
Isoroku Yamamoto
Hitoshi Imamura
Jinichi Kusaka
Gun'ichi Mikawa
Harukichi Hyakutake
Shintaro Hashimoto
Bajas
1 crucero hundido,
1 destructor hundido,
3 PT boats hundidos,
1 destructor seriamente dañado,
53 aeronaves destruidas[1]
1 destructor hundido,
1 submarino hundido,
3 destructores seriamente dañados,
56 aeronaves destruidas[2]

La Operación Ke (ケ号作戦 Ke-gō sakusen?) fue la evacuación de las fuerzas japonesas de Guadalcanal durante el final de la campaña militar del mismo nombre de la Segunda Guerra Mundial. La operación tuvo lugar entre el 14 de enero y el 7 de febrero de 1943 e involucró tanto a fuerzas del Ejército Imperial Japonés como de la Armada Imperial Japonesa, ambos bajo el mando del Cuartel General Imperial. Entre los comandantes de la operación se encontraban Isoroku Yamamoto y Hitoshi Imamura.

Los japoneses decidieron abandonar y ceder Guadalcanal a los Aliados por diversas razones. Todos los intentos del Ejército Imperial Japonés por recuperar el Campo Henderson, un campo de aviación en Guadalcanal utilizado como base por los Aliados, habían fracasado con graves pérdidas para los japoneses. Las fuerzas navales de Japón en el área también habían sufrido numerosas bajas en el intento de abastecer y reforzar a las tropas que se encontraban en la isla. Dichas pérdidas, sumadas a la cantidad de recursos necesarios estimados para continuar con los intentos de recapturar Guadalcanal, afectaban la seguridad estratégica y las operaciones en otras áreas del Imperio del Japón. La decisión de evacuar a las tropas fue tomada por el Emperador Hirohito(conocido después de fallecido como Emperador Shōwa) el 31 de diciembre de 1942.

La operación comenzó el 14 de enero con el desembarco de un batallón de infantería en Guadalcanal, el cual actuaría como retaguardia durante la evacuación. Aproximadamente al mismo tiempo, el Ejército y la Armada de Japón comenzaron una campaña de supremacía aérea alrededor de las Islas Salomón y Nueva Guinea. Un crucero estadounidense fue hundido en el trascurso de la batalla de la isla Rennell, parte de la campaña. Dos días después, una aeronave japonesa hundió un destructor estadounidense cerca de Guadalcanal. La evacuación real tuvo lugar las noches del 1, 4 y 7 de febrero por destructores. Aparte de los ataques aéreos y por parte de PT boats a los destructores que evacuaban al personal, las fuerzas aliadas no intentaron activamente impedir la operación, debido a que sus mandos creían que se trataba de un nuevo intento de reforzar la posición.

En total, los japoneses evacuaron 10 652 soldados de Guadalcanal con el coste de un destructor hundido y tres averiados. El 9 de febrero, los Aliados se dieron cuenta de que los japoneses se habían ido y declararon la isla segura, dando fin a la campaña de seis meses de duración por el control de la isla.

Contexto

Decisión de retirarse

Plan y fuerzas

El 3 de enero, el Cuartel General Imperial informó al 8.° Ejército de Área y a la Flota Combinada la decisión de retirarse de

Operación

Preparación

El 1 de enero, los militares japoneses cambiaron sus códigos de comunicación por radio, haciendo más difícil para los agentes de

Evacuación por el oeste

Patch inició una nueva ofensiva justo cuando la 38.ª División comenzaba a retirarse de las crestas interiores y colinas que

Campaña aérea

La campaña de superioridad aérea Ke comenzó a mediados de enero con ataques de hostigamiento cada noche con flotas aéreas que iban desde tres hasta diez naves, aunque causaban daños menores. El 20 de enero, un solitario Kawanishi H8K bombardeó Espíritu Santo. El 25 de enero, la Armada Imperial Japonesa envió 58 cazas Zero a plena luz del día a atacar Guadalcanal. En respuesta, la CAF envió ocho Wildcats y seis P-38, los cuales derribaron 4 Zeros sin tener pérdidas.[3]

Un segundo ataque a gran escala se llevó a cabo el 27 de enero, mediante nueve bombarderos ligeros Kawasaki Ki-48, escoltados por 74 cazas Nakajima Ki-43, pertenecientes a la 6.ª División Aérea de Rabaul. Doce Wildcats, seis P-38 y diez P-40 procedentes del Campo Henderson les hicieron frente en Guadalcanal. En total los japoneses perdieron seis cazas, mientras que los estadounidenses perdieron un Wildcat, cuatro P-40 y dos P-38. Los Kawasaki lanzaron sus bombas sobre posiciones estadounidenses alrededor del río Matanikau, causando daños menores.[4]

Batalla de la isla Rennell

Creyendo que los japoneses iban a comenzar una ofensiva importante en las islas sureñas de las Salomón con miras a retomar el Campo Henderson, Halsey envió desde el 29 de enero un convoy de reabastecimiento a Guadalcanal apoyado por la mayoría de sus fuerzas navales, las cuales fueron separadas en cinco fuerzas especiales. Entre las fuerzas especiales estaban dos portaaviones, dos portaaviones de escolta, tres acorazados, doce cruceros y 25 destructores.[5]

La Fuerza Especial 18 de Giffen se dirige hacia Guadalcanal el 29 de enero.

Protegiendo el avance del convoy de transporte estaba la Fuerza Especial 18 (Task force 18 o TF18 por sus siglas inglés), bajo el mando del contraalmirante Robert C. Giffen, con tres cruceros pesados y tres ligeros, dos portaaviones de escolta y ocho destructores. Una fuerza especial de portaaviones, con buque insignia en el USS Enterprise, permaneció a 400 kilómetros atrás de la TF18.[6]

Además de proteger al convoy, la TF18 estaba encargada de reunirse a las 21:00 del 29 de enero con una flota de cuatro destructores estadounidenses, estacionados en Tulagi, para limpiar el «Slot» de enemigos al día siguiente con la finalidad de proteger el desembarco en Guadalcanal.[7]​ Sin embargo, los portaaviones de escolta eran sumamente lentos como para permitir que la fuerza de Giffen se encontrara con los destructores a tiempo, por lo que los dejó atrás junto con dos destructores a las 14:00 del 29 de enero y prosiguió el viaje.[8]

La flota estadounidense había sido monitoreada por submarinos japoneses, los cuales reportaron su ubicación y movimientos a las unidades en los cuarteles navales.[9]​ Por la tarde, basándose en los reportes de los submarinos, 16 bombarderos Mitsubishi G4M Tipo 1 del Grupo Aéreo 705 y 16 bombarderos Mitsubishi G3M Tipo 96 del Grupo Aéreo 701 despegaron de Rabaul cargando torpedos para atacar la fuerza de Giffen, que en esos momentos se encontraba entre la isla Rennell y Guadalcanal.[10]

Los bombarderos atacaron los barcos enemigos en dos oleadas entre las 19:00 y las 20:00. Dos torpedos impactaron en el crucero pesado Chicago, causándole daños graves que lo dejaron sin propulsión. Tres aeronaves japonesas fueron derribadas por fuego antiaéreo. Giffen envió un remolcador para que llevara al Chicago y ordenó que la fuerza especial regresara a la base al día siguiente. Seis destructores se quedaron atrás para escoltar al remolcador y al Chicago.[11]

A las 16:00 del 30 de enero, una flota de once bombarderos torpederos Mitsubishi pertenecientes al Grupo Aéreo 751, con base en Kavieng y que habían hecho una escala en Buka, atacaron la fuerza que acompañaba al Chicago. Cazas del Enterprise derribaron ocho aviones enemigos, aunque la mayoría de ellos pudo lanzar sus torpedos antes de estrellarse. Un torpedo alcanzó al destructor USS La Vallette, ocasionándole graves daños. Cuatro torpedos más impactaron en el ya dañado Chicago, provocando su hundimiento.[12]

El convoy de transporte llegó a Guadalcanal y descargó exitosamente durante el 30 y 31 de enero. El resto de los buques de Halsey tomaron posiciones en el mar del Coral, al sur de las Salomón, para esperar que buques japoneses llegaran a apoyar la supuesta inminente ofensiva. La retirada de la TF18 del área de Guadalcanal redujo significativamente una potencial amenaza a la Operación Ke.[13]

Además, el 29 de enero a las 18:30, dos corbetas de la Armada Real de Nueva Zelanda, el Moa y Kiwi, interceptaron al submarino japonés I-1 en las cercanías de Kamimbo, en Guadalcanal, cuando intentaba ejecutar la operación de suministro. Las dos corbetas atacaron y hundieron al I-1 después de una batalla de 90 minutos (09°13′S 159°40′E / -9.217, 159.667).[14]

Primera evacuación

Mapa de la fase final de la campaña de Guadalcanal, 26 de enero - 9 de febrero, donde se muestra el avance estadounidense y las posiciones defensivas japonesas, así como los puntos de evacuación.

Dejando sus cruceros en Kavieng, Mikawa reunió a los 21 destructores de la base naval japonesa de las Shortland el 31 de enero para comenzar las evacuaciones. El contraalmirante Shintaro Hashimoto fue puesto al mando de este grupo, llamado Unidad de Refuerzo. Los 60 hidroaviones de la Fuerza Aérea del Área «R» fueron comisionados para escoltar la unidad y para ayudar a defenderla de los PT boat aliados durante las evacuaciones nocturnas. Bombarderos aliados B-17 atacaron el anclaje de las Shortland la mañana del 1 de febrero, sin ocasionar daños y perdiendo cuatro aeronaves frente a los cazas japoneses. Ese mismo día, la 6.ª División Aérea atacó el Campo Henderson con 23 cazas Nakajima Ki-43 y seis bombarderos Kawasaki Ki-48, pero no lograron causar daños e incluso perdieron un avión.[15]

Creyendo que los japoneses estaban replegándose hacia la costa sur de Guadalcanal, la mañana del 1 de febrero, Patch desembarcó un batallón reforzado del Ejército y de Marines (alrededor de 1 500 hombres), bajo el mando del coronel Alexander George, en Verahue, en la costa sur de la isla. Las tropas estadounidenses fueron llevadas hasta el punto de desembarco por una fuerza naval de seis LCT y un destructor transporte (el Stringham), escoltados por cuatro destructores (los mismos que se habían unido a la TF18 tres días antes). Un avión de reconocimiento japonés localizó la fuerza de desembarco y, creyendo que la fuerza estadounidense representaba una amenaza para la evacuación programada para esa noche, un escuadrón compuesto por 13 bombarderos en picado, escoltados por 40 Zeros, salieron de Buin, en Bougainville, para atacar los barcos enemigos.[16]

Confundiendo las aeronaves japonesas con aliados, los destructores estadounidenses no dispararon sino hasta que los bombarderos en picado comenzaron su ataque. A las 14:53, el destructor De Haven fue rápidamente alcanzado por tres bombas y se hundió casi inmediatamente a 3,2 kilómetros al sur de Savo con la pérdida de 167 miembros de su tripulación, incluyendo a su capitán. El destructor Nicholas resultó también dañado por bombas que estallaron cerca de la nave. Cinco bombarderos y tres Zeros fueron derribados mediante fuego antiaéreo y cazas de la CAF. Por su parte, los estadounidenses perdieron tres Wildcats durante el combate.[17]

Hashimoto salió de las Shortland a las 11:30 del 1 de febrero con 20 destructores para realizar la primera evacuación. Once destructores fueron designados para el transporte de las tropas mientras que el resto los protegería. Los destructores fueron atacados por la tarde, cerca de Vangunu, por 92 aeronaves procedentes del Campo Henderson en dos oleadas distintas. Los aviones aliados lanzaron una bomba lo suficientemente cerca del Makinami (buque insignia de Hashimoto) como para causarle daños graves. Hashimoto se transfirió al Fumizuki para remolcar al Makinami de regreso a la base. En el bando estadounidense, cuatro aviones de la CAF fueron derribados.[18]

Once PT boats esperaron a los destructores japoneses entre Guadalcanal y la isla de Savo. A las 22:45, los buques de Hashimoto y los PT boats iniciaron un enfrentamiento que se prolongó durante las siguientes tres horas. Los destructores japoneses, con ayuda de los aviones del Área «R», hundieron tres de esos torpederos.[19]

Mientras tanto, los destructores que realizaban la labor de transporte llegaron a dos de los puntos de embarco, en cabo Esperanza y Kamimbo, a las 22:40 y 24:00 respectivamente. Personal naval trasladó a las tropas desde la orilla hasta los destructores en barcazas y lanchas de desembarco.

Después de embarcar a 4 935 soldados, principalmente de la 38.ª División, los destructores dejaron de subir personal a las 01:58 y se prepararon para regresar a las Shortland. Alrededor de esta misma hora, en el destructor Makigumo, uno de los que brindaban protección, súbitamente ocurrió una gran explosión, causada por el torpedo de un PT boat o por una mina marina. Informado de que el Makigumo había quedado inmovilizado, Hashimoto ordenó que el barco fuera abandonado y barrenado (09°15′S 159°47′E / -9.250, 159.783). Durante el viaje de regreso, la Unidad de Refuerzo fue atacada por aeronaves del Campo Henderson a las 08:00, pero no sufrió daños considerables y arribó a las islas Shortland sin mayores incidentes a las 12:00 del 2 de febrero.[20]

Segunda y tercera evacuación

El destructor Asagumo.

El 4 de febrero, Patch ordenó que el 161.er Regimiento de Infantería reemplazara al 147.° en el frente y reanudara el avance hacia el oeste. El batallón Yano se replegó a nuevas posiciones en el río Segilau, y se enviaron tropas para bloquear el avance de la fuerza de George a lo largo de la costa sur. Mientras tanto, la fuerza especial de portaaviones y acorazados de Halsey se mantuvo por poco fuera del alcance de los ataques aéreos japoneses, a unos 480 kilómetros al sur de Guadalcanal.[21]

Kondo envió dos destructores de su fuerza, el Asagumo y el Samidare, a las Shortland para reemplazar los dos destructores perdidos durante la primera evacuación. Hashimoto lideró la segunda misión de evacuación con veinte destructores desde el sur hacia Guadalcanal, a las 11:30 del 4 de febrero. Aviones del Campo Henderson atacaron en dos rondas las naves de Hashimoto, comenzando a las 15:50 y con un total de 74 aeronaves. El destructor Maikaze resultó gravemente dañado, por lo que Hashimoto ordenó que el Nagatsuki lo remolcara hasta Shortland. La CAF perdió once aviones en el ataque, mientras que los japoneses perdieron un Zero.[22]

Las PT boats estadounidenses no salieron esa noche a atacar la fuerza de Hashimoto y el embarco no tuvo contratiempos. Hyakutake y su personal (3 921 hombres principalmente de la 2.ª División) llegaron a Bougainville sin incidentes a las 12:50 del 5 de febrero. Un ataque por parte de la CAF lanzado durante la mañana falló al tratar de localizar la fuerza enemiga.[23]

Creyendo que las operaciones japonesas del 1 y 4 de febrero habían sido para reforzar, no para evacuar, las fuerzas estadounidenses en Guadalcanal procedieron de forma lenta y cautelosa, avanzando tan sólo 820 metros diarios. La fuerza de George se detuvo el 6 de febrero después de avanzar hasta Titi, en la costa sur. En la costa norte, el 161.er Regimiento finalmente comenzó a atacar hacia el oeste a las 10:00, alcanzando el río Umasani ese mismo día. Al mismo tiempo, los japoneses estaban retirando sus 2 000 soldados restantes a Kamimbo.[24]

El 7 de febrero el 161.er Regimiento cruzó el Umasani y llegó a Bunina, a unos 14 kilómetros de cabo Esperanza. Las tropas de George, ahora comandadas por George F. Ferry, avanzaron de Titi a Marovovo y pasaron allí la noche, a unos 1 800 metros del poblado.[25]

Al tanto de la presencia de los portaaviones de Halsey, así como de otros buques de guerra, los japoneses consideraron la posibilidad de cancelar la tercera evacuación, pero al final decidieron seguir con el plan. La fuerza de Kondo se acercó a 890 kilómetros al norte de Guadalcanal para estar preparada en caso de que los barcos de Halsey intentaran intervenir. Hashimoto salió de las Shortland con 18 destructores a mediodía del 7 de febrero, esta vez tomando curso por el sur de las Salomón en lugar de ir a través del «Slot». Un grupo de 36 aeronaves de la CAF atacó la flota japonesa a las 17:55, dañando gravemente al Isokaze, que se retiró escoltado por el Kawakaze. Tanto los Aliados como los japoneses perdieron una aeronave durante el ataque.[26]

A su llegada a Kamimbo, la fuerza de Hashimoto embarcó 1 972 soldados a las 00:03 del 8 de febrero, sin que lo impidiera la Armada de los Estados Unidos. Durante una hora y media más, el personal de los destructores remó a lo largo de la orilla gritando con la finalidad de asegurarse que nadie se había quedado atrás. A la 01:32 el Grupo de Refuerzo salió de Guadalcanal, llegando sin incidentes a Bougainville a las 10:00, completando así la operación.[27]

Consecuencias

Al amanecer del 8 de febrero, fuerzas estadounidenses en ambas costas reanudaron su avance, donde encontraron a unos pocos soldados japoneses enfermos y moribundos. Fue en este momento cuando Patch se dio cuenta de que las idas y venidas del «Tokyo Express» de la última semana habían sido para evacuar. A las 16:50 del 9 de febrero, las dos fuerzas estadounidenses se encontraron en la costa oeste, en el poblado de Tenaro. Patch envió un mensaje a Halsey asegurando: «Total y completa derrota de las fuerzas japonesas en Guadalcanal tuvo lugar hoy a las 16:25 [...] los Tokyo Express ya no tienen terminal en Guadalcanal».[28][29]

Los japoneses lograron evacuar a un total de 10 652 hombres, que eran prácticamente todos los que quedaban de los 36 000 soldados que habían sido enviados a la isla durante la campaña. 600 de los evacuados perecieron a causa de sus heridas o de alguna enfermedad antes de que pudieran recibir ayuda médica adecuada. 300 más requirieron una hospitalización larga o recuperación. Después de recibir las noticias de que se había concluido la evacuación, Yamamoto elogió a todas las unidades involucradas y ordenó a Kondo que regresara a Truk con sus buques de guerra. Las divisiones 2.ª y 38.ª fueron embarcadas hacia Rabaul y se reconstruyeron parcialmente con reemplazos. La 2.ª División fue reubicada en las Filipinas en marzo de 1943, mientras que la 38.ª fue asignada a la defensa de Rabaul y Nueva Irlanda.

El 8.° Ejército de Área y la Flota del Área del Sureste reorientaron sus fuerzas para defender las Salomón centrales en Kolombangara y Nueva Georgia, y se prepararon para enviar refuerzos, consistiendo éstos principalmente de la 51.ª División de Infantería, originalmente enviada de Guadalcanal a Nueva Guinea. El 17.° Ejército fue reconstruido con elementos de la 6.ª División de Infantería y se acuarteló en Boungainville. Algunos japoneses rezagados permanecieron en Guadalcanal, muchos de los cuales cayeron posteriormente muertos o capturados por patrullas aliadas. El último japonés en rendirse que se conoce lo hizo en octubre de 1947.[30]

En retrospectiva, los historiadores han culpado a los estadounidenses, especialmente a Patch y a Halsey, de no haber tomado ventaja de su superioridad aérea, terrestre y naval para evitar que la evacuación japonesa de la mayoría de los sobrevivientes fuera exitosa. Chester Nimitz, comandante de las fuerzas aliadas en el Pacífico, aseguró sobre la Operación Ke: «Hasta el último momento pareció que los japoneses intentaban realizar refuerzos. Solamente la destreza de mantener ocultos sus planes y la audaz velocidad en llevarlos a cabo, permitió a los japoneses retirar el remanente de la guarnición en Guadalcanal. No fue hasta el momento en que todas las fuerzas organizadas habían sido evacuadas, el 8 de febrero, cuando nos dimos cuenta del propósito de sus disposiciones aéreas y navales».[31][32]

No obstante, la exitosa campaña por recuperar Guadalcanal fue una importante victoria estratégica para Estados Unidos y sus aliados. Con base en su triunfo en Guadalcanal, los Aliados continuaron su campaña en contra de Japón, a la larga derrotándolo y dando término a la Segunda Guerra Mundial.[33]

Referencias

Notas

  1. Frank, p. 595–596.
  2. Zimmerman, p. 164, Frank, p. 595–596.
  3. Frank, p. 573–574, 756, Morison, p. 340, 347.
  4. Frank, p. 574, 756, Morison, p. 347–348.
  5. Morison, p. 351–352, Frank, p. 577.
  6. Frank, p. 577–578, Crenshaw, p. 62, Morison, p. 352–353.
  7. Frank, p. 578.
  8. Morison, p. 354.
  9. Morison, p. 354, Tagaya, p. 66 asegura que fue una nave de reconocimiento japonesa la que ubicó la flota estadounidense.
  10. Morison, p. 354–355, Tagaya, p. 66.
  11. Crenshaw, p. 62–63, Morison, p. 355–359, Frank, p. 579–580.
  12. Morison, p. 360–363, Frank, p. 580–581, Crenshaw, p. 64–65, Tagaya, pp. 66–67.
  13. Morison, p. 363, Griffith, p 285.
  14. Frank, p. 574–576, Hackett y Kingsepp HIJMS Submarine I-1 : Tabular Record of Movement, Morison, p. 348–350, Jersey, p. 372.
  15. Frank, p. 582–583, 757–758.
  16. Jersey, p. 376–378, Frank, p. 583, Morison, p. 364–365, Miller, p. 343–345, Zimmerman, p. 162.
  17. Frank, p. 584–585, Morison, p. 366, Brown, p. 81, Jersey, p. 377.
  18. Frank, p. 585–586, 758, Morison, p. 366, Jersey, p. 392–393.
  19. Frank, p. 587–588, Morison, p. 367–368, Jersey, p. 393–395, Toland, p. 429–430.
  20. Griffith, p 285, Frank, p. 588, Morison, p. 367–368, Brown, p. 81, Dull, p. 268.
  21. Frank, p. 589–590, Jersey, p. 378–380, 383, 400–401, Miller p. 342–343, 346.
  22. Frank, p. 590–591, Morison, p. 369–370, Jersey, p. 395, Dull, p. 268.
  23. Griffith, p 285, Frank, p. 591, Morison, p. 370.
  24. Jersey, p. 391, 394, Frank, p. 592–591, Miller, p. 345–346.
  25. Jersey, p. 383, Frank, p. 593–594, Miller, p. 345–347.
  26. Frank, p. 594–595, Morison, p. 370, Jersey, p. 396, Dull, p. 268.
  27. Griffith, p 285–286, Frank, p. 595, Morison, p. 370, Jersey, p. 396–400, Dull, p. 268.
  28. «Total and complete defeat of Japanese forces on Guadalcanal effected 16:25 today...the Tokyo Express no longer has a terminus on Guadalcanal».
  29. Jersey, p. 383, Frank, p. 596–597, Morison, p. 371, Miller, p. 346–348.
  30. Frank, p. 596–597, Morison, p. 370–371, Rottman, p. 64–65, D'Albas, p. 238, Griffith, p. 269, 286, Jersey, p. 400–401, Hayashi, p. 65–66.
  31. «Until the last moment it appeared that the Japanese were attempting a major reinforcement effort. Only the skill in keeping their plans disguised and bold celerity in carrying them out enabled the Japanese to withdraw the remnants of the Guadalcanal garrison. Not until all organized forces had been evacuated on 8 February did we realice the purpose of their air and naval dispositions».
  32. Griffith, p. 285–286, Frank, p. 597, Zimmerman, p. 162.
  33. Frank, p. 597, Rottman, p. 64, Miller, p. 348–350.

Bibliografía

  • Brown, David (1990). Warship Losses of World War Two. Naval Institute Press. ISBN 1-55750-914-X. 
  • Crenshaw, Russell Sydnor (1998). South Pacific Destroyer: The Battle for the Solomons from Savo Island to Vella Gulf. Naval Institute Press. ISBN 1-55750-136-X. 
  • D'Albas, Andrieu (1965). Death of a Navy: Japanese Naval Action in World War II. Devin-Adair Pub. ISBN 0-8159-5302-X. 
  • Dull, Paul S. (1978). A Battle History of the Imperial Japanese Navy, 1941-1945. Naval Institute Press. ISBN 0-87021-097-1. 
  • Frank, Richard B. (1990). Guadalcanal : The Definitive Account of the Landmark Battle. New York: Penguin Group. ISBN 0-14-016561-4. 
  • Griffith, Samuel B. (1963). The Battle for Guadalcanal. Champaign, Illinois, USA: University of Illinois Press. ISBN 0-252-06891-2. 
  • Hayashi, Saburo (1959). Kogun: The Japanese Army in the Pacific War. Marine Corps Association. ASIN B000ID3YRK. 
  • Jersey, Stanley Coleman (2008). Hell's Islands: The Untold Story of Guadalcanal. College Station, Texas: Texas A&M University Press. ISBN 1-58544-616-5. 
  • Morison, Samuel Eliot (1958). The Struggle for Guadalcanal, August 1942 – February 1943, vol. 5 of History of United States Naval Operations in World War II. Boston: Little, Brown and Company. ISBN 0-316-58305-7. 
  • Rottman, Gordon L.; Dr. Duncan Anderson (consultant editor) (2005). Japanese Army in World War II: The South Pacific and New Guinea, 1942-43. Oxford and New York: Osprey. ISBN 1-84176-870-7. 
  • Tagaya, Osamu (2001). Mitsubishi Type 1 «Rikko» 'Betty' Units of World War 2. New Yok: Osprey. ISBN 978-1-84176-082-7. 
  • Toland, John (2003 (1970)). The Rising Sun: The Decline and Fall of the Japanese Empire, 1936-1945. New York: The Modern Library. ISBN 0-8129-6858-1. 

Enlaces externos